Éstos son los símbolos del Encuentro Mundial de las Familias

Hoy os contamos cuales son los símbolos principales de este Encuentro Mundial de las Familias en Dublín: el himno, el logo y el icono.

El himno se titula “Una alegría para todo el mundo”, inspirado en la Exhortación Apostólica del Papa Francisco “Amoris Laetitia”, en su capítulo cuarto, reflejo del himno al Amor de la primera carta a los Corintios.

El logo tiene un marcado carácter simbólico. En el centro se ubica la familia, están representadas personas de todas las edades caminando juntos, niños, jóvenes, matrimonio, abuelos,… Sobre la familia, la Cruz de Cristo y un semicírculo que representa el Amor de Dios que emana de la Cruz, dando su abrazo y apoyo a todas las familias. Y detrás de la familia un mapa del mundo simbolizando el carácter universal de este encuentro y la importancia del cuidado del medio ambiente como casa común de todos.

La O de la palabra encuentro, es una espiral basada en las imágenes celtas muy características de Irlanda y que simboliza a la Santísima Trinidad para recordarnos cómo el Matrimonio y la Familia es el icono viviente de la Trinidad, tal como dice el Papa Francisco en la Amoris Laetitia.

El icono, tiene forma de tríptico: la parte externa de las puertas están ocupadas por los arcángeles Miguel y Gabriel  y bajo ellos la inscripción AMORIS LAETITIA, en la parte interior se encuentra la Sagrada Familia; en el centro y a sus lados la Resurrección de la hija de Jairo y las Bodas de Caná, dos escenas en las que Jesús se relaciona con la propia familia.

En el primer caso muestra la compasión de Jesús con una familia que sufre por la enfermedad de un hijo, y en el siguiente se muestra a Jesús junto con María que hace llegar el buen vino a un Matrimonio naciente, llevándoles la ALEGRÍA DEL AMOR.

Este símbolo ha sido diseñado y realizado por Mihai Cucu ayudado por las Hermanas Redentoristas del Monasterio de San Alfonso en Dublín.

Y,  ¡como no!, tenemos una mascota del Encuentro 2018, os la presentamos.

Es una oveja de Galway, ciudad situada al oeste de Irlanda, ¿y porque una oveja? La oveja es un animal especial que aparece en la Biblia en varias ocasiones, recordemos especialmente “la parábola de la oveja perdida”, y también que nosotros somos como cada oveja, miembro de un rebaño que es la Iglesia y cuyo Pastor es Cristo.

Nuestra mascota se llama Éirinn.

Por otro lado como ya sucedió en el anterior encuentro de Filadelfia, estarán presentes para la apertura del Encuentro y durante todo su desarrollo las reliquias de Santa Teresa de Lisieux y de sus padres, los Santos Luis y Celia Martín. La comunidad carmelita de Dublín ha organizado un programa especial para todos los peregrinos que deseen visitar y venerar estas reliquias.

Durante los días anteriores al encuentro, las reliquias van a recorrer Irlanda para ser accesibles al mayor número posibles de fieles.

Mari Carmen Rodríguez Gutiérrez y Rafa Muñoz Benítez