Lunes de la 33ª semana del Tiempo Ordinario (A)

Lectura del santo evangelio según San Lucas (18, 35-43) Cuando se acercaba a Jericó, había un ciego sentado al borde del camino