“Salud y vida” de San Gonzalo, un salto cualitativo de caridad

Con motivo de la coronación canónica el mes de octubre de 2017 de la Virgen de la Salud,  la Hermandad de San Gonzalo ha puesto en marcha su proyecto de acción social “Salud y Vida”.

Al respecto, José Fernández López, hermano mayor de la Hermandad, explicó que “Salud y Vida” es una aspiración de voluntariado que, siguiendo las pautas trazadas por la Pastoral de la Salud de nuestra Archidiócesis, ha marcado sus objetivos iniciales en el acompañamiento y en el respiro familiar, acudiendo así a apoyar a los mayores y personas enfermas del entorno. “Se trata de un plan abierto, cuya propia dinámica irá marcando el camino a seguir en el futuro. Es un proyecto de entrega a los demás. No se trata solamente de dar -gracias a Dios la Hermandad de San Gonzalo puede llevar a gala el altísimo esfuerzo económico que realiza en las labores de caridad, acción social y ayuda a la iglesia diocesana-, sino de darse, de ofrecerse personalmente a los que nos necesitan, desde nuestro sentido cristiano de la vida”, puntualizó José Fernández.

La coronación canónica de Nuestra Señora de la Salud les pareció un buen momento para poner el proyecto en marcha, teniendo en cuenta que “la Santísima Virgen lleva desde hace algunos años el Lunes Santo en su candelería el lema Salud y Vida, dedicado a los donantes de órganos”. De este modo, “una Hermandad como San Gonzalo, con una advocación mariana como Salud, tenía que hacerse presente en la medida de sus posibilidades en la ayuda a las personas que por enfermedad o edad necesitaran de un apoyo solidario, así como a sus familias. Con esta idea surge el proyecto, en el intento de dar un salto cualitativo en la labor caridad que lleva a cabo nuestra corporación”, subrayó.

“Salud y Vida” es un proyecto abierto, donde cualquier hermano o persona que lo desee puede integrarse. “Nos encontramos en la fase de la formación, tanto cristiana como de atención humana, mediante la realización de conferencias por acreditados profesionales de distintos centros de salud. Posteriormente, y guiados también por profesionales, realizaremos una serie de talleres formativos con grupos reducidos de voluntarios. Una vez concluida esta formación comenzaremos a atender las demandas de ayuda, comenzando por las de nuestra feligresía de San Gonzalo y las aledañas de Santa Justa y Rufina y San Joaquín. También en conexión con el Centro de Orientación Familiar de Triana y con los centros de salud cercanos”, explicó el hermano mayor.

En este sentido, la Junta de Gobierno permanece muy ilusionada con este maravilloso proyecto que creen repercutirá de una forma totalmente positiva en el barrio. “Con esta iniciativa,  además de responder a unos fines de ayuda y atención a los que nos necesitan, se avanza en el camino de la misión evangelizadora y en el de la caridad cristiana que siempre debe estar presente en la vida de Hermandad, plenamente identificada con su feligresía y su parroquia; con la que quiere ser y sentirse Iglesia, proyectándose como un nuevo icono de caridad cristiana en el Barrio León al que deseamos mucha suerte y esperamos ver muy pronto ya hecho totalmente realidad”.