Santa Virgen de las Vírgenes

La consagración de María a Dios es completa y durante toda su existencia terrenal, eso la hace llamarse Madre de las Vírgenes, de todas aquellas mujeres que a los largo de toda la historia han entregado su corazón a Dios queriendo servir al hermano y amar a Dios por encima de todo.

Virgen de las Vírgenes, quien pudiera, poseer aquella perfección  que al mismo Dios enamora asaltar y arrancar algunos de esos dones tuyos con los que fuiste capaz de robar el mismo corazón al Creador. Vivir sintiéndonos amados por esa fuerza alta y extraña que, cuando se acoge, es oasis de misericordia y de paz, cambia todo nuestro ser y nos lleva a crear un mundo nuevo, un mundo lleno de Dios.

Post relacionados