Bienaventurada Virgen María del Pilar (C)

Lectura del santo evangelio según san Lucas (11,27-28):

En aquel tiempo, mientras Jesús hablaba a la gente, una mujer de entre el gentío levantó la voz, diciendo: «Dichoso el vientre que te llevó y los pechos que te criaron.»
Pero él repuso: «Mejor, dichosos los que escuchan la palabra de Dios y la cumplen.»

 

Comentario

En nuestra tierra somos muy dados a jalear y vitorear a aquella persona que consideramos merecedora de nuestro reconocimiento, y también es frecuente que en buen grado nos acordemos de su ascendencia. Así, aquella mujer de entre el gentío también alzó la voz para enaltecer a la mujer que dio a luz a Jesucristo.

Seguramente que a Jesús le agradó el que vitoreasen a su madre de aquella manera, pero el Señor “no pierde puntada” para poner las cosas en su sitio y encaminar los sentimientos del pueblo en el conocimiento de la voluntad de Dios.

De ahí, su respuesta: “Mejor: ¡dichosos los que escuchan la Palabra de Dios y la cumplen”. María es dichosa por su parto virginal y por haber criado al Hijo de Dios, hecho hombre en sus purísimas entrañas. Pero Jesús apostilla “mejor” es María, más dichosa aún por haber escuchado la Palabra de Dios y llevarla a cabo.

Ninguno de nosotros puede engendrar a Cristo ni criarlo, pero todos podemos escuchar la Palabra y dejarnos hacer para que se cumpla en nosotros al llevarla a efecto. Y escuchando a Cristo mejor es ésto que aquello.

Que la Virgen María, Pilar de nuestra fe, nos enseñe a escuchar y a cumplir cuanto nos dice el Señor. Virgen del Pilar, ruega por nosotros

Post relacionados