Sábado 5º de Pascua (B)

Lectura del santo evangelio según san Juan (15,18-21):

EN aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«Si el mundo os odia, sabed que me ha odiado a mí antes que a vosotros.
Si fuerais del mundo, el mundo os amaría como cosa suya, pero como no sois del mundo, sino que yo os he escogido sacándoos del mundo, por eso el mundo os odia.
Recordad lo que os dije: “No es el siervo más que su amo”. Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán; si han guardado mi palabra, también guardarán la vuestra.
Y todo eso lo harán con vosotros a causa de mi nombre, porque no conocen al que me envió».

Comentario

“Si me han perseguido a mí, también os perseguirán a vosotros”

Esto no tiene nada que ver con eso que se dice “mal de muchos, consuelo de tontos”. No nos quiere consolar sino situarnos en la realidad, seguir a Cristo es “ir contracorriente”, vivir conforme al Evangelio y según sus valores, conlleva situarnos en una perspectiva muy distinta a la que las corrientes culturales del mundo nos llevan.
Si Jesucristo no es del mundo, nosotros tampoco. Los pies los tenemos en el suelo, pero el corazón en el cielo, no en las cosas de este mundo.
Pues como el mundo trató a Cristo, nos tratará si es que vivimos como Él. Y a pesar de las dificultades, críticas o rechazos, nunca nos desanimaremos, porque si de tal modo trataron al Maestro, igual a sus discípulos.
Y no habrá mayor alegría que parecernos al Señor.

 

Post relacionados