San Benito (C)

Lectura del santo evangelio según san Mateo 19,27-29:

En aquel tiempo, dijo Pedro a Jesús: «Nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido; ¿qué nos va a tocar?»
Jesús les dijo: «Os aseguro: cuando llegue la renovación, y el Hijo del hombre se siente en el trono de su gloria, también vosotros, los que me habéis seguido, os sentaréis en doce tronos para regir a las doce tribus de Israel. El que por mí deja casa, hermanos o hermanas, padre o madre, mujer, hijos o tierras, recibirá cien veces más, y heredará la vida eterna.»

Comentario

Cien veces más
El problema (teológico) de la retribución aparece nítidamente expuesto en el Evangelio de la jornada. De tan nítido, que diríamos con toda crudeza. Como suele expresarse Pedro, con esa tosquedad de quien no es teólogo ni experto en nada como no sea echar las redes y halar del copo. “¿Qué nos va a tocar?” Esto es, pone en un platillo de la balanza su seguimiento, el abandono de las tareas propias, las idas y venidas lejos de la familia, el dinero que ha dejado de ganar con la pesca, todo lo que ocupa nuestra mente y nuestros afanes. Y en el otro lado, la recompensa. Porque no le entra en la cabeza que sea a cambio de nada y reclama su parte. Sólo que la retribución que Jesús propone tiene fecha diferida: cuando llegue la renovación y el Hijo del hombre se siente en el trono de su gloria. Esto es, cuando todas las cosas se recapitulen en Cristo Jesús, cuando toda la Creación quede definitivamente redimida. Cien veces más se antoja una cifra corta cuando está en juego la vida eterna, en la que no habrá porcentajes ni números ni años.

Post relacionados