Estilo de vida sencillo

Un estilo de vida sencillo es otra manera de habitar la tierra basado en dos pilares fundamentales: sostenibilidad y cuidado al que acompañan inseparablemente una clara dimensión espiritual, sentimiento de pertenencia al universo, compasión, solidaridad, y justicia hacia los que sufren.

La Sostenibilidad es sinónimo de Sustentabilidad, por ejemplo; si se extrae agua del subsuelo para regar llega un momento que este recurso se agota, ese sistema no es Sostenible.

El concepto de Cuidado se refiere a cuidar de la “casa común” ―término acuñado por el papa Francisco para la Tierra―, de los seres humanos unos de otros, de sí mismo ―cuerpo, psique―, y campos como la medicina, enfermería y educación.

Un estilo de vida con “ERRES”

Un estilo de vida sencillo invita a consumir sólo lo necesario, para que el sistema pueda soportarlo, invita a Reciclar, Reutilizar, Reducir, Reparar y otras tantas “ERRES”, como Respetar a cada ser, Rechazar todo tipo de propaganda consumista, Reforestar, cada planta secuestra CO2 y nos devuelve O2.

Si apostamos por la “ERRE” de Reducir nuestros desplazamientos en coche utilizando el transporte público, no contaminaríamos y la ciudad sería más saludable y habitable.

Si reducimos la compra de alimentos a lo necesario, evitaríamos tirarlos ¿Por qué no comprar electrodomésticos de segunda mano? Si son utilizables ¿por qué no aprovecharlos?

¿Tarifas telefónicas ilimitadas? Lo ilimitado no existe, reduciéndolas, ganaríamos tiempo y calidad de vida.

Se trata de “consumo con justeza y justicia”.

Austeridad que brota del corazón

“La austeridad abrazada voluntariamente es liberadora”. (L.S). Todo ello tiene que “brotar del corazón”.

Ecología Integral es inseparable de la dimensión espiritual, llevando implícita la vivencia de que el universo irrumpe a través de nosotros porque somos la parte consciente de él y de la Tierra.

Desde esta dimensión comprendemos la actitud ecológica de los Sioux de EEUU. Ellos celebran ciertos ritos con un tipo de frijol que crece muy profundo almacenado por un ratoncillo para su subsistencia.

De ahí esta oración:

Tú, ratoncillo sagrado, apiádate de mí.

Eres pequeño pero suficientemente grande para ocupar un lugar en el mundo,

aunque débil, suficientemente fuerte para realizar tu trabajo,

por las fuerzas sagradas que se comunican contigo.

Eres sabio pues las fuerzas sagradas te acompañan .

Que yo sea sabio también en mi corazón.

Al retirar los frijoles le dejan trocitos de tocino y maíz, en señal de solidaridad y cuidado amoroso, cerrando el ciclo.

Grupo Ecología Integral – Justicia y Paz

 

#LaudatoSi6
#SemanaLaudatoSi

(Para celebrar el final del Año Especial de Aniversario de la Laudato Si, el Papa Francisco invita a los 1.300 millones de católicos del mundo a participar con alegría en la Semana Laudato Si’ 2021, que se celebrará del 16 al 24 de mayo.)

Post relacionados