Sábado 7º de Pascua (C)

Lectura del santo evangelio según san Juan (21,20-25):

En aquel tiempo, Pedro, volviéndose, vio que los seguía el discípulo a quien Jesús tanto amaba, el mismo que en la cena se había apoyado en su pecho y le había preguntado: «Señor, ¿quién es el que te va a entregar?»
Al verlo, Pedro dice a Jesús: «Señor, y éste ¿qué?»
Jesús le contesta: «Si quiero que se quede hasta que yo venga, ¿a ti qué? Tú sígueme.»
Entonces se empezó a correr entre los hermanos el rumor de que ese discípulo no moriría. Pero no le dijo Jesús que no moriría, sino: «Si quiero que se quede hasta que yo venga, ¿a ti qué?» Éste es el discípulo que da testimonio de todo esto y lo ha escrito; y nosotros sabemos que su testimonio es verdadero. Muchas otras cosas hizo Jesús. Si se escribieran una por una, pienso que los libros no cabrían ni en todo el mundo.

Comentario

“Señor, y éste ¿qué?

– ¿Qué pasa con este discípulo que te sigue?

+ ¿Qué le pasa a él o qué te pasa a ti? ¿Te molesta?

A veces, puede dar la impresión de que nos molesta alguno que sigue a Jesús, porque no piensa o siente como yo entiendo que se debe vivir la fe, porque la expresa o celebra de manera diferente. Ya nos había dicho el Señor que quien no está contra nosotros está a favor nuestro. Sin embargo, muchas veces se mira hacia atrás, se sospecha del otro, y se pregunta: “Señor, y éste ¿qué?”

El Señor te ha preguntado si le amas, tú has respondido que sí y caminas junto a Él, ¿qué problema hay con que otro discípulo le siga? El Señor quiere que esté ahí, que le siga con interés, con humildad, con amor. Es el discípulo que en la Cena estuvo recostado sobre el pecho del Señor, es el que estuvo, en el Calvario, al pie de la Cruz.

No sabemos de la experiencia espiritual de cada uno, no sabemos del grado de intimidad con el Señor que tienen unos y otros. Lo nuestro es caminar tras las huellas de Jesucristo, seguir sus pasos con fidelidad, aceptando que no somos los únicos que le seguimos, que nuestra forma de caminar no es la única, que cada cual da sus pasos y a todos nos llama y nos ama el Señor.

Post relacionados