Sansón: Siguiendo la llamada de Dios

Elegido. Traicionado. Redimido. “Sansón” se basa en la poderosa epopeya bíblica de un hombre elegido por Dios para liberar a Israel. Su fuerza sobrenatural y sus audaces decisiones lo enfrentaron enseguida contra el fiero imperio filisteo. Un viaje de pasión, traición y redención, que nos recuerda que los fracasos no determinan nuestro futuro

Así reza la sinopsis de la nueva película de Pure Flix, una compañía norteamericana pionera en la producción de cintas familiares y de los llamados faith-films (filmes sobre la fe). “Sansón“, que llega a las salas de cine españolas el 18 de mayo, cuenta en su reparto con caras tan conocidas como Jackson Rathbone (“Crepúsculo“); Rutger Hauer (“Blade Runner”), ganador de un Globo de Oro; Billy Zane (“Titanic”); Lindsay Wagner (“La mujer biónica”), nominada dos veces al Globo de Oro; Caitlin Leahy (“Legión”) y Taylor James (“Liga de la justicia”). Dirige Bruce Macdonald a partir de un guión escrito por Jason Baumgardner y Zach Smith.

“La historia de Sansón incluye prácticamente todos los elementos que tendría una verdadera película de aventuras”, explica Brittany Yost, la directora de producción de Pure Flix. “No hay una historia de amor –continúa‑, sino dos. Contiene tragedia, triunfo, un corazón roto, acción y belleza… La producción ha requerido una extensa investigación, un duro trabajo para cuidar todos los detalles históricos y una estrecha relación con todo el elenco, que ha funcionado como una familia”.

Aunque con un presupuesto más reducido, “Sansón” se encuadra en la línea que últimamente han marcado títulos como “Noé” o “Exodus: Dioses y reyes”.

No cabe duda que adaptar a la gran pantalla una historia bíblica que conecte con el público del siglo XXI es todo un desafío, pero Yost considera que “la Biblia continúa respirando en nuestros días, está constantemente viva. Así que incluso esta historia que data del año 1170 antes de Cristo es un relato con el que podemos relacionarnos. Quizás no en cuanto a las características físicas de un hombre incansable que poseía una fuerza sobrehumana, y era capaz de luchar contra 1000 enemigos en una batalla. Pero sí podemos identificamos con la parte de Sansón que solo deseaba la paz, con la persona que lucha por seguir la llamada de Dios”.

Para el director, “Sansón fue un héroe involuntario, y su viaje para recuperar su fe y todo el conjunto de su historia es relevante para la mujer y el hombre de hoy. No es necesario ser cristiano para ir a ver esta película. Es verdad que Dios está presente en las acciones de los personajes, pero también te hará pensar en quién eres y en la importancia de tu vida para los que te rodean.”

Juan Jesús de Cózar

 

 

Post relacionados