Las madres que rezan por sus hijos

Ya sólo nos queda rezar por él… ¡Cuántas veces habremos podido oír decir esto a una madre! Y es que, ciertamente, llega un momento, una edad de los hijos, en que los padres no deben estar tan encima de ellos. Hay que dejarles que se vayan a explorar el mar (los mares de la vida), sabiendo que siempre tienen en sus padres el puerto seguro al que volver. Y los padres los ven alejarse, quizás con la tranquilidad de haberlos aparejado convenientemente para la singladura, pero siempre con el temblor de pensar las marejadillas, olas y tormentas que encontrarán.

Los hijos en las manos de Dios

Es entonces cuando se abandonan en las manos de Dios, y en ellas ponen a su hijo querido. Para que lo proteja y lo guíe. Para que esté con él, allá donde los padres no pueden llegar.

Y se podría decir que ni siquiera hay que esperar a esa edad de la independencia física. Porque en cualquiera de las etapas de los hijos, los padres encuentran tranquilidad poniéndolos bajo la protección de Dios Padre, y bajo la mirada y amparo de Nuestra Madre.

Una muestra significativa del fruto de la oración de una madre, la tenemos en Santa Mónica. Su perseverancia, su amor encendido, alcanzaron el favor de Dios, y con ello nos regaló a un gran Santo para la Iglesia: San Agustín. ¿Quién duda pues del poder de la oración de las madres?

Madres que rezan por sus hijos

Así lo sintieron Verónica y Sandra, quienes hace 25 años comenzaron en Inglaterra Mothers Prayers, iluminadas por el Espíritu Santo.  “Se sintieron guiadas por el Señor” a comenzar las Oraciones de las Madres y a orar de manera especial por sus hijos y nietos. Descubrieron que la mejor manera de ayudarlos es a través de la oración.

Con la Oración de las Madres todo el dolor y las preocupaciones que tienen por sus hijos lo depositan al pie de la Cruz. Él toma en sus manos todos sus problemas y agobios. Él quiere que le pidamos por ellos y crezcan en Él. Verónica y Sandra confiaron en Sus palabras ‘Pide y recibirás’, y entendieron que el Señor sólo está esperando para aliviar el dolor y bendecirlos, y sanarlos a ellos y a sus hijos cuando vengan a Él con fe”.

Desde 1995 la Oración de las Madres se ha extendido por todo el mundo.

Oración y acompañamiento

En Sevilla, nos cuenta Mercedes Pemán, “empezamos hace ahora 5 años en la Parroquia de San Sebastián. Actualmente están presentes en varias parroquias, como en la del Corpus Christi, Claret… Cada semana nos reunimos para orar. ¡Es una alegría saber que no estás sola y estar junto a otras mujeres que tienen en su corazón de madre los mismos padecimientos que tú! Tu oración así tiene mucho más valor, porque en muchos sitios del mundo hay Mothers Prayers orando por nuestros hijos y por nuestras intenciones. Él sabe mejor que nosotras qué es lo mejor para nuestros hijos. Jesús ama a nuestros hijos aún más que nosotras; está ansioso por su protección. Él desea que nosotras intercedamos por ellos, que oremos para entender Su voluntad para ellos, y no la nuestra. Y todo ello lo hacemos bajo la mirada y protección de nuestra Madre María que nos dice “haced lo que Él os diga”. Y para eso hay que escucharle, y la manera de hacerlo es a través de la oración”

Oración y acompañamiento. Porque cuando estamos “perdidos”, y no tenemos claro qué hacer por nuestros hijos, además de la oración confiada, también podemos acudir a quien nos pueda iluminar. Personas formadas, matrimonios de acogida y profesionales de los COFs de Sevilla. De forma gratuita, y con fidelidad al Magisterio de la Iglesia.

 

TESTIMONIOS DE MADRES QUE REZAN POR SUS HIJOS EN LA PARROQUIA DE SAN SEBASTIÁN
Fátima

“Comencé hace año y medio reuniéndome semanalmente con el grupo de oración de madres y sólo tengo palabras de agradecimiento hacia dicho grupo. Como es normal, yo rezo a diario por mi hijo, pero una vez en semana lo hago unida al resto de madres del grupo; es muy gratificante saber que yo rezo por los hijos de las demás madres y ellas rezan por el mío.

Cada viernes cuando nos unimos en oración, se crea un ambiente de armonía, de paz, de fraternidad, de un entendimiento común entre nosotras y en momentos concretos se respira un silencio cómplice, pues a todas nos une el amor maternal.

Aparte de por nuestros hijos, también encomendamos al Señor a nuestros ahijados y ahijadas y a algún o algunos sacerdotes, que en mi caso concreto son los formadores del Seminario. De allí salimos fortalecidas y con aires renovados para afrontar una nueva semana. Para mí es una cita semanal obligada pues es un paso más en mi caminar como cristiana.”

Concha

“Soy una madre que pertenece al grupo de la Parroquia de San Sebastián, para mí ha sido un regalo encontrar este ratito de oración semanal con el resto de madres en el que compartimos la tarea, a veces tan difícil, de guiar a nuestros hijos y qué mejor manera que encomendarlos a Dios. Siento que Él nos ayuda en este camino tan complicado, como antes apunté. A veces me da pereza dedicar este tiempo del viernes, pero la recompensa es tan grande que en raras ocasiones me lo pierdo. Me gustaría dar las gracias a Mercedes por estar siempre atenta y pendiente para que el grupo siga adelante”

Isa

“Aunque llevo poco tiempo orando con el grupo de madres doy gracias a Dios por ello. Poner en manos de Dios a nuestros hijos es una experiencia de fe consoladora.”

Ángela

“Dios me está esperando… Nos está esperando a todos los viernes de seis a siete de la tarde en el Sagrario de la Parroquia de San Sebastián para que nos acerquemos a compartir con Él las dificultades, preocupaciones y anhelos de nuestros hijos. No estamos solas. La oración a Dios de nuestro grupo de madres con la intercesión de María Santísima de la Paz y el Espíritu Santo las transforma en bendiciones, alegrías, esperanzas e ilusiones. No encuentro nada más importante para mí, como madre, que rezar por mi familia: mi marido, mis hijas, mis ahijados…. Y por el sacerdote o sacerdotes que adoptamos para rezar como madres espirituales.

Es un verdadero regalo Divino al alcance de nuestras manos. Él está a la espera de nuestra oración. Él quiere que intercedamos por nuestros hijos. Rezamos para entender su voluntad para ellos y no la nuestra. Y es esa oración la que me alimenta espiritualmente para toda la semana y da aliento a mi vida. Realmente creo que la oración de las madres también mueve el mundo.”

 

Oración de las madres desde Londres

El próximo 14 de noviembre a las 4:00 PM (España) será retransmitida en directo por streaming la Santa Misa celebrada por el Cardenal Arzobispo Vincent Nichols y la “Oración de las madres” en la Catedral de Westminster (Londres). Se contará con la presencia de Verónica Williams fundadora de Mothers Prayers

Post relacionados