Carmelitas Descalzas de Sanlúcar la Mayor

La cercanía de la comarca del Aljarafe a la ciudad de Sevilla tal vez haya propiciado que escaseen en ella las fundaciones contemplativas, al tener la mayoría de las órdenes casas en el casco histórico de la ciudad. La presencia de las dominicas en Bormujos data del cierre, a finales de los setenta del pasado siglo, del cenobio de Santa María la Real de la calle San Vicente de Sevilla y, últimamente, ha sido noticia el traslado de la comunidad franciscana concepcionista de Santa María del Socorro a una reciente fundación en la localidad de Mairena del Aljarafe. En ambos casos se trata de edificaciones modernas que albergan comunidades religiosas femeninas que han tenido que adaptarse a las circunstancias sin perder su carisma contemplativo.

No es este el caso del convento de San José perteneciente a las carmelitas descalzas de Sanlúcar la Mayor. En su momento hubo también un convento carmelita masculino que desapareció con las leyes desamortizadoras. La fundación de este cenobio data de 1590 en el que llegan cuatro monjas procedentes de Sevilla y una de Granada para unirse a nueve mujeres piadosas que llevaban vida de oración y comunitaria en una casa que D. Bartolomé Rodríguez y su esposa Ana Martín habían adquirido para satisfacer la vocación monástica de su hija Beatriz. Debido a su relación con el cercano monasterio del Loreto, pensaron en principio que formara parte de la orden franciscana, pero su contacto con la entonces reciente fundación sevillana de Las Teresas propició su adscripción a las carmelitas descalzas con el beneplácito del cardenal Rodrigo de Castro.

La historia del convento queda patente en sus diferentes obras arquitectónicas que le han hecho adaptarse a los tiempos y a las necesidades de la comunidad sin perder el encanto de las construcciones rurales y conventuales. Siguiendo el esquema de muchos conventos sevillanos, la iglesia se construyó de una sola nave y existe una duplicidad de ciertas estancias en las plantas alta y baja, con la idea de sobrellevar mejor las condiciones climáticas del húmedo invierno y el caluroso verano aljarafeño.

Desde finales del XVI la vida en clausura no se ha visto interrumpida en este convento carmelita que sigue gozando de una gran vitalidad. En la actualidad lo habitan 13 monjas, dos de ellas de votos temporales, seis de las cuales son españolas, seis colombianas y una boliviana, siendo digno de resaltar el clima fraterno en el que viven el espíritu del evangelio. El deseo de seguir al Señor, me comenta sor Alexandra, ha sido la base para superar las diferencias culturales.

Las carmelitas de Sanlúcar la Mayor no tienen tradición repostera. Actualmente hacen trabajos de imprenta y diseño gráfico, así como encuadernaciones artísticas y restauración de libros antiguos. Aunque tengan que hacer labores para poder subsistir -como decía Santa Teresa, Dios también anda entre pucheros- su mayor objetivo no es el trabajo manual, sino transmitir su espiritualidad y ofrecer un espacio abierto a grupos de jóvenes y de oración. Sin duda, lo consiguen nada más que uno se acerca a ellas y tiene la oportunidad de conocerlas. Son un regalo de Dios a la diócesis de Sevilla.

Ismael Yebra


CONTACTO

Convento de San José

Dirección: Calle real, 20. 41800. Sanlúcar La Mayor (Sevilla)

Teléfono: 955 70 47 32

Eucaristía: Diaria, incluso domingos y festivos, a las 8.30h.

Horario de torno: De lunes a sábado, de 9.30 a 13h y de 17 a 19h.

 

Post relacionados