Proyecto Ángel: Una iniciativa a favor de la vida

La defensa de la vida es y debe ser siempre una vocación pastoral dentro de la Iglesia Católica. La vida, independientemente de la edad de cada persona debe ser respetada, protegida  y considerada como lo que es, un regalo precioso de Dios.

Desde la Delegación diocesana de Familia y Vida de la Archidiócesis de Sevilla se lleva a cabo un proyecto denominado “Proyecto Ángel” promovido por Spei Mater (Asociación Pública de Fieles, aprobada  en 2012 por D. Juan Antonio Reig Pla, Obispo de Alcalá de Henares).

El objetivo de Proyecto Ángel es facilitar a las mujeres embarazadas no solo la atención inicial en el momento de enfrentar la nueva realidad, facilitándoles las alternativas y ayudas necesarias para que puedan seguir adelante con su embarazo, sino también ayudarles a descubrir la bendición de Dios que supone un hijo y la necesaria confianza en la Providencia de un Dios amante y  cercano.

Es importante destacar que la iniciativa de Spei Mater para todas las mujeres, se materializa en tres iniciativas: Proyecto Raquel, Parroquias por la Vida y Proyecto Ángel. Este último lleva poco menos de un año en Sevilla, y ejecuta alternativas reales para que las mujeres puedan seguir adelante con su embarazo.

El Proyecto Ángel realiza su trabajo pastoral atendiendo y acompañando a la mujer con un embarazo imprevisto y tentado a abortar. Es la respuesta de la Iglesia preocupada por el aborto y por los crecientes ataques a la vida y a la dignidad humana.

Voluntarios Por La Vida

Desde 2018, nueve mujeres que se plantearon el aborto en Sevilla han dado finalmente a luz gracias al acompañamiento de los voluntarios del Proyecto Ángel. Son nueve mujeres que han dado el paso de ser madres, si bien una sola vida, tan solo una, justificaría el esfuerzo de las cuarenta personas que dedican su tiempo a atender y acompañar a las mujeres con un embarazo imprevisto o en dificultad que contempla el aborto como una solución a sus problemas.

Chelo Núñez, coordinadora en Sevilla de Voluntarios por la Vida, subraya que  la persona se siente llamada a una misión  y que resulta fundamental un proceso de capacitación en el que se ponen de relieve tres pasos: anunciar el Evangelio, sanar –“sólo Dios salva y restaura los corazones”- e integrar en una comunidad cristiana.

Todas son acompañadas

El Proyecto Ángel acompaña a todas las mujeres que acuden por ayuda. Las primeras suelen ser adolescentes (algunas menores de edad) o mujeres que consideran inicialmente que el parto supone una traba importante en su carrera profesional. “Entre las segundas encontramos personas marginadas, migrantes o, incluso, sevillanas con dificultades económicas”.

A todas se les acoge y acompaña de forma individual en sus dimensiones material, psicológica y espiritual. En este proceso actúan tres figuras: el rescatador, que es quien realiza la primera intervención en el momento de mayor crisis; el facilitador, que gestiona los recursos necesarios; y el ángel, persona que acompaña en todo momento a la mujer y que, si ésta lo desea, le ayuda a integrarse en alguna comunidad cristiana. Lógicamente, para todo ello se precisa un trabajo en red con instituciones eclesiales de la Archidiócesis que trabajan esta dimensión concreta de la acción social.

El camino ya está trazado, y esas nuevas madres suponen un estímulo añadido para todos los colaboradores de este proyecto auspiciado por la Delegación Diocesana de Familia y Vida. “Nos piden oración, confianza en Dios y disponibilidad”, declara Chelo Núñez. “Cualquiera puede encontrarse con un caso cerca, y ya es un éxito saber que hay alternativas al aborto, que la muerte no es el final”.

Hermandades por la Vida

Actualmente en Sevilla capital, son ocho las Hermandades comprometidas con la Defensa de la  Vida, desde su inicio hasta el la muerte natural. De este modo, las Hermandades han ido adaptando esta Defensa de la Vida de diferente forma en sus actos y cultos.

La Hermandad de San Esteban, contribuye con alimentos para los recién nacidos, ofrece la Eucaristía de la festividad de los Santos Inocentes por los Niños no Nacidos, además de oración comunitaria por la Defensa de la Vida, ante sus sagrados titulares, los cuartos martes de cada mes. También, dedican cirios con el nombre de Proyecto Ángel, en su paso de palio con la frase: “Hay Soluciones”.

Por su parte, la Hermandad de El Silencio ayuda con artículos de primera necesidad para el recién nacido y durante la Función Principal de Instituto pide por la defensa de la vida.

Tanto la Hermandad de El Cachorro, la Paz y el Buen Fin adheridas al Proyecto Ángel ofrecen oraciones y cultos por las mujeres embarazadas y por los no nacidos, haciendo énfasis en campañas de Navidad para recaudar fondos.

Parroquias por la Vida

En Sevilla capital, las parroquias de la O y San Antonio María Claret están adheridas al Proyecto Parroquias por la Vida, ofreciendo por las mujeres embarazadas y por los no nacidos, exposiciones del Santísimo, rosarios y  oraciones en defensa de la vida

Súmate a esta hermosa labor

Solo Dios salva y restaura los corazones, por tal motivo es vital la asistencial pastoral, espiritual y social de la mano del Señor, quien transformará la vida de cada persona implicada directa e indirectamente.

Quienes deseen contribuir con un granito de arena en esta hermosa labor a favor de la vida puede poner a disposición del Proyecto Ángel todos aquellos enseres que forman parte de la canastilla de su bebé y que ahora no tienen utilidad.

Asimismo si alguien de su entorno se encuentra en situación de vulnerabiliad, puede contactar al teléfono de atención las 24 horas del día, todos los días del año es: 679 110 914 ó a través del siguiente correo electrónico: proyectoangel@archisevilla.org.

Post relacionados