Rafael García: “El Kerigma ha sido empezar de nuevo”

Rafael García: “Para mi el Kerigma ha sido una ruptura, un empezar de nuevo, irme abandonando a Dios, quitándome muchas ideas antiguas, encontrando y abandonándome a Él, a su voluntad. Un nuevo hombre, una nueva vida e ir tirando formas, manera e ir adaptándome a esa confianza, a ese abandono, a esa alegría de ver a una Iglesia nueva, misionera, con alegría, la alegría que entra en casa, cómo mi familia va cambiando también, la manera como nosotros vamos cambiando y sobre todo una relación mucho más íntima con ÉL, con un Cristo vivo y resucitado, con alegría”.

Post relacionados