El magisterio amoroso de enseñar aprendiendo

Antonio y Fátima llevan cinco años de novios. Hace tres se formaron como monitores del curso de educación Afectivo Sexual Teen Star. Esta es su experiencia y su testimonio como educadores de jóvenes y adolescentes.

Antonio Valera y Fátima Soto, de 29 y 25 años respectivamente, son monitores del curso de educación Afectivo Sexual Teen Star. “Llevamos casi cinco años de noviazgo y hace tres se nos presentó la oportunidad de formarnos como monitores de este curso enfocado a los adolescentes. En un principio nos lo planteamos como una formación dentro de la pareja. Pero, una vez realizado, nos dimos cuenta de la importancia de transmitir a los jóvenes los fundamentos en los que se basa el curso”

Hace ya tres años el COF de Triana – Los Remedios contactó con Antonio porque les hacía falta un monitor. Desde ese momento lleva impartiendo el curso a adolescentes de Secundaria. En el caso de Fátima, se pusieron en contacto con ella a través del COF de la parroquia de San Sebastián, ya que necesitaban monitores para este año poder impartirlo a un grupo numeroso de jóvenes de Secundaria y Bachillerato.

Desde el primer momento que les propusieron impartir el curso surgieron muchas dudas y miedos; “enfrentarte a jóvenes con miles de preguntas sobre temas muy delicados en nuestra sociedad, donde hay mucha desinformación, y sobre todo no tener experiencia previa, hizo que dudáramos y nos planteáramos que responder a la propuesta”.

Una vez acabado el curso, “cuando hablamos ambos de nuestra experiencia, llegamos a la conclusión de lo privilegiados que somos en poder mostrarles a los jóvenes la identidad del ser humano y la mejor forma de ser feliz, que es conociéndonos y amándonos de la forma correcta”.

Desde el primer minuto a los dos les impresionó cómo los jóvenes se apasionaban por el tema, cómo se interesaban. “Hoy en día están expuestos a muchísima información, que les orienta más bien a dejarse llevar por sus sentimientos e impulsos, pero cuando les enseñas que el ser humano está hecho para algo mucho más grande, y les explicas el significado de los cambios que están experimentando, ellos mismos se involucran en aprender y quieren más y más”.

Para Antonio y Fátima hacer el curso de monitores fue clave a la hora de entender ciertos temas básicos de la vida cotidiana, cuestiones importantes que nunca antes nadie les había enseñado y que tampoco se habían parado a pensar.

“Creemos que es un tema inmensamente desconocido, tanto para adultos como para adolescentes, y vemos fundamental en la sociedad de hoy en día tener una formación como ésta. Por eso os animamos a todos, independientemente de la etapa de vida en la que estéis, a realizar este curso de educación afectivo sexual…”

Sobre Teen Star:

Teen STAR es un programa de educación afectivo sexual para adolescentes y adultos jóvenes. El objetivo principal de este programa es ayudar a nuestros jóvenes a dar respuesta a muchas de las preguntas que se plantean sobre la amistad, el amor, la fecundidad y la sexualidad.

Teen STAR entiende que las personas somos un todo y distingue cinco aspectos de esta totalidad que somos:

  • Emocional: nuestros sentimientos y emociones que debemos entender e integrar.
  • Físico: nuestro cuerpo, para qué está hecho, su significado.
  • Intelectual: todo lo que somos capaces de razonar y comprender.
  • Espiritual: somos cuerpo y alma también.
  • Social: desde que nacemos vivimos en una comunidad de personas.

Para más información sobre los próximos cursos Teen STAR consultar la web de los Centros de Orientación Familiar Diocesanos de Sevilla www.cofsevilla.es

 

 

Post relacionados