Cursillos de Cristiandad para dejarte contagiar

En Sevilla, el primer Cursillo de Cristiandad se celebró en 1955 y desde entonces más de 22.000 personas se han dejado contagiar por su espíritu. Cursillos de Cristiandad es, ante todo, un movimiento de Iglesia y para la Iglesia que participa de su misión esencial: evangelizar.

Los rasgos esenciales de la finalidad y método de los Cursillos de Cristiandad podríamos encontrarlos en la siguiente frase: «Por la predicación kerygmática a la conversión para la fermentación desde la vivencia comunitaria de la fe». Suena complicado pero es muy fácil de entender. En este enunciado podemos encontrar la doble finalidad de los Cursillos que son propiciar la conversión de la persona, y ayudarle a descubrir el compromiso de fermentar evangélicamente los ambientes en los que se mueve sean laborales, personales o familiares.

Cursillos de Cristiandad es un Movimiento evangelizador

Cursillos de Cristiandad se sitúa en el ámbito de lo kerygmático (la palabra kerigma es griega, y se refiere al primer y fundamental anuncio de Cristo Salvador); y es que la llamada a una nueva evangelización es sentida hoy como una tarea urgente y prioritaria. Mediante un estilo vivencial y un talante de alegría y gozo se pretende el anuncio del mensaje de salvación desde el testimonio de quienes han experimentado en su vida una transformación real tras el encuentro con el Señor.

La misión de los Cursillos de Cristiandad se encuentra al servicio de la pastoral de la diócesis, conjugando la fidelidad a la identidad del Movimiento con la inserción eclesial usando formas concretas de integración en la Pastoral diocesana y parroquial. Puede ser una gran aportación para la renovación y revitalización de las parroquias, especialmente en su labor de apertura hacia aquéllos que se han alejado de la Iglesia.

El «método» mejor para animar e interesar a alguien a que viva un Cursillo es el del «contagio» personal

¿Pero qué es un Cursillo de Cristiandad y en qué consiste? Es un encuentro de tres días en el cual se expone lo básico de la fe cristiana por medio de enseñanzas, testimonios, oración y puesta en común. El equipo responsable del Cursillo lo componen seglares y sacerdotes, encabezado siempre por un responsable seglar. A Cursillos de Cristiandad pueden asistir todo tipo de personas adultas, de toda edad y condición, pertenecientes a toda clase de estratos sociales, culturales y económicos. Está dirigido muy especialmente hacia los bautizados que viven sin energía su cristianismo o que se encuentran en un estado de indiferencia religiosa o con falta de formación religiosa; y también los no bautizados, ateos o agnósticos, pero que están llamados a vivir la fe. El «método» mejor para animar e interesar a alguien a que viva un Cursillo es el del «contagio» personal.  Decía Fernando Parra, que fue presidente del Movimiento de Cursillos de Cristiandad en la archidiócesis de Sevilla, que «hay un antes y un después de un Cursillo de Cristiandad. Te ayuda a tomar conciencia como cristiano de tu responsabilidad ante la sociedad y la Iglesia, teniendo en cuenta que Iglesia somos todos. Te permite descubrir lo importante que es vivir el cristianismo en comunidad y todo ello en un tono jubiloso porque los cursillos no son nada tristes, sino todo lo contrario».

Datos de interés:

Dirección: Plaza Loreto, 3, 41920 San Juan de Aznalfarache, Sevilla

Teléfono: 640 52 65 73

Correo electrónico: mcc-sevilla-administracion@cursillosdecristiandad.es

FB: https://www.facebook.com/cursillo.cristiandaddesevilla/

Twitter: @CursilloSevilla

https://cursillosevillablog.blogspot.com.es

Cursos pendientes 2017-2018:

Cursillo 757:  11 -13 de mayo

Cursillo 758: 8-10  de junio

 

 

Post relacionados